Escuela indo-portuguesa

Goa, La India, S.XVII

Pareja de figuras de Buen Pastor
Marfil tallado
66 x 42 cms.

Añadir a la lista de deseos Añadiendo a la lista de deseos Añadido a la lista de deseos
SKUEAA-007 Categorias, Etiquetas,

Esta pareja de figuras pertenece a una tipología original y característica de la estatuaria indo-portuguesa. Este conjunto se compone siempre de un pedestal más o menos complejo sobre el que se sitúa la imagen protagonista del “Buen Pastor”. El tema del Buen Pastor, muy común en el arte paleocristiano, desapareció en la Edad Media, para reaparecer en el siglo XVI bajo la forma del niño Jesús llevando en sus hombros la oveja descarriada.
En Goa, la imagen del Buen Pastor siempre está representada con el rostro joven y sereno y los ojos cerrados. Sentado sobre un corazón (1) con las piernas cruzadas a la manera india, está vestido como un pastor con túnica corta, ajustada a la cintura con un gran nudo y calza sandalias abiertas. Con la mano derecha sostiene su cabeza y el codo reposa en una calabaza. En el lado izquierdo tiene un cordero en el muslo y, a veces, como es el caso de la pareja que aquí presentamos, otro en el hombro. Asimismo, lleva un pequeño zurrón a modo de bandolera.

1. Un grabado de Wierix representa al Niño Jesús sobre un corazón en la misma actitud que se muestra en estos ejemplares

Detalle de una de las figuras del Buen Pastor.

El conjunto de los elementos que decoran el pedestal (personajes, animales, y vegetación) si bien son reconocibles en la iconografía religiosa, es cierto que presentan una composición completamente nueva, libre de los cánones de la Biblia:

– En la parte superior encontramos una fuente de tres niveles en la que beben aves. Ésta, está flanqueada por la Virgen a la derecha y San José, a la izquierda. La iconografía de esta representación no responde a un pasaje bíblico, sino a una devoción de profundo sentido teológico, por su simbología alegórica de Jesús como fuente de Vida.
– En el nivel intermedio, observamos la figura de Cristo como pastor, esta vez adulto, sentado entre dos chorros que emergen de la fuente superior y dando de beber a varias aves y ovejas que están en un segundo plano.
– En la parte inferior, bajo la paloma del Espírito Santo, observamos a dos santos peregrinos sentados, ataviados con hábito y rosario. Ambos están protegiendo y sosteniendo un orbe, que por su importancia en el centro de la composición, puede ser una metáfora de la creación del cosmos y del origen de la vida (claramente relacionado con el tema de la pieza, donde se representa a Cristo, como Buen Pastor y fuente de vida).
Toda la escena se monta sobre un último relieve (en contacto con el suelo) compuesto de una serie de corderos que comen de una planta, símbolo de fertilidad y de vida.

Detalle de una de las peanas

Este tipo de figuras, se han relacionado directamente con los jesuitas, ya que son uno de los primeros vestigios que encontramos de piezas cristianas “sincréticas” que adoptaron rasgos propios de la iconografía oriental para su mejor asimilación por los pueblos a evangelizar. Por ello mismo, en la época estas piezas fueron muy criticadas por el resto de órdenes religiosas.
Entre los recursos iconográficos orientales, encontramos una clara vinculación con Buda, por la actitud de Jesús con los ojos cerrados y la sonrisa meditativa. También se alude a Krishna, avatar de Visnú, dios muy popular en India, quien figura como pastor adolescente en una de sus representaciones más comunes. La forma piramidal recuerda a los templos hindúes del sur de la India, principalmente los del imperio Vijayanagara, en la provincia limítrofe de Goa que los portugueses conocían bien.
El reverso del pedestal presenta una decoración de crucetas talladas que pueden evocar a un árbol. De él brotan una serie de ramas con hojas que en la parte superior sostienen el Espíritu Santo, representado por la paloma. Aunque en la mayoría de piezas estas frágiles ramas se han perdido, en la pareja que aquí presentamos se conservan íntegramente todas ellas

Detalle del reverso de una de las figura

Bibliografía:
– ESTELLA MARCOS, Margarita: Marfiles de las provincias ultramarinas orientales de España y Portugal.Ed. Espejo de Obsidiana. Monterrey, 1997
– MUSÉE DU QUAI BRANLY. Catálogo virtual. Fuente: www.quaibranly.fr