Hispano-filipino con influencia cingalo-portuguesa

Siglo XVII. 
Filipinas

«Niño Jesús»
30,5 cms.

Añadir a la lista de deseos Añadiendo a la lista de deseos Añadido a la lista de deseos

Con las manos juntas en oración esta imagen del Niño presenta un rostro ovalado de grandes ojos con el iris policromado en marrón, nariz recta con las aletas pronunciadas y boca pequeña sonriente. Su cabellera en rizos acaracolados se levanta en ligera moña en la frente y dejando ver los pabellones auriculares.

Se viste con una especie de camisa abierta al cuello con mangas al codo en vuelos sujetos por un botón y ajustada  a la cintura .Bajo ella una especie de falda de amplios pliegues sujetos a la rodilla con botones como los de la manga. Cruza el pecho un lienzo plegado atado a la derecha. Sus rectas piernas se calzan con sandalias.

El dorso, trabajado someramente, muestra el cabello ondulado en franjas onduladas acabadas en punta, con la banda cruzada en diagonal sobre la espalda, el borde en curva de la camisa y la falda hasta los pies.

Aunque su cabeza y facciones recuerdan al bello ejemplar hispano filipino del Museo de Medina de Rioseco también se parecen a las que presenta un ejemplar cingaloportugués del Museo de Monterrey(1) . Lo que no es común en ninguna de las dos escuelas es el tipo de indumentaria que presenta pues en lo filipino, los niños vestidos,  por ejemplo los que acompañan a las Sagradas Familias, solo se visten con tuniquillas   y tampoco es común en lo lusoindio.

Tampoco es común su iconografía pues las representaciones infantiles del tema en ambas ramas del arte colonial suele ceñirse a la representación del Niño Salvador del Mundo, en actitud de bendecir y con el globo del mundo en la mano, o bien acompañando a los padres en la Sagrada Familia y en casos como adolescente con el cestillo de utensilios, en casos con los símbolos de la pasión grabados en el escapulario que cubre su túnica, en el taller de carpintero de San José.

Por lo expuesto sin decidir su exacta advocación, puede clasificarse esta imagen del Niño Jesús como una representación  poco común del tema, de arte hispanofilipino, con influencia de los lusoindio, y obra del siglo XVII.

1-ESTELLA, 1984, II CÁT. 538 (Niño Medina de RIoseceo).-ESTELLA, 2010, cát. 145.