Caja cuero colonial

Caja colonial

Perú

S. XVII – XVIII

Cuero repujado con alma de madera.

16 x 34 x 50 cm.

Provenance: España, colección particular.

Contexto Histórico:

Preciosa caja de las llamadas “de petaca” de cuero repujado con estructura interior de madera y aplicaciones de latón dorado.

La bocallave destaca por su factura sencilla en contraste con la laboriosidad del traforado del metal en los apliques laterales para las  asas.

Este tipo de cajas forman parte de un grupo de muebles de guardar muy habituales en el Virreinato del Perú en la Edad Moderna, realizadas en cuero cosido con hilo de magüey (pita) y decoradas con complejos motivos vegetales, además de los típicos festones ondeados en el borde de la tapa.

 

Caja Cuero Colonial Peru

 

La decoración repujada del cuero presenta claras influencias andalusíes en la abigarrada composición de rameados de hojas y flores.

Ciertamente se puede extraer un paralelismo directo con los guadamecíes de los altares cordobeses de tradición mudéjar, que se repujaban aplicando planchas de metal muy caliente con diferentes motivos florales.

En el interior, se ha forrado con un papel blanco sobre el que se ha pintado al temple un medallón con palomas, flanqueado por dos bouquets de flores y espigas.

Esta pintura presenta un vivo colorido y cierto carácter naif que sin duda aporta un gran sabor colonial a la caja.

 

Caja cuero repujado 

 

Estas cajas estaban destinadas a guardar los bienes mas preciados y por ello, siempre llevaban cerradura.

Por este motivo, además de por su refinada decoración, se cotizaban por la calidad de su piel, idónea para  proteger los bienes de la intemperie durante los viajes.

Con este fin, el borde  festoneado de la tapa sobresale considerablemente a modo de “tejado” de forma que el agua de lluvia resbalara por él y no afectara al contenido.

Podemos encontrar piezas similares en el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid